Röchling está en todas partes

Si mira el mapa del mundo, encontrará centros de trabajo de Röchling por todas partes: Mannheim, Cleveland, Trento, Changchun, París, Singapur, Bombay... El Grupo Röchling tiene una gran cantidad de ubicaciones en muchos países del mundo con varios miles de empleados. Cada día producimos, desarrollamos y procesamos juntos aplicaciones y componentes innovadores de plástico para ofrecer soluciones funcionales.

Desde aerogeneradores hasta encapsulados para motores, desde teléfonos inteligentes hasta endoscopios médicos: nuestros plásticos de alto rendimiento están en todas partes y los enviamos a todo el mundo. Röchling está presente en los mercados europeo, asiático y americano y su volumen anual de ventas asciende a 1700 millones de euros.





El plástico es el material del futuro

El mundo de hoy no se puede entender sin el plástico, ya sea tomar un café, limpiar unas lentillas, ir al parque, lanzarse a la piscina, conducir un coche, subirse al tren o viajar de Groenlandia a Sudáfrica. En todos los ámbitos de la vida, Röchling siempre está presente. Röchling empezó a procesar plástico hace más 90 de años. Desde entonces este material ha acompañado la historia de la empresa.

No existe otro material que admita tantas modificaciones de sus propiedades: propiedades mecánicas, de aislamiento, de la estructura de su superficie y muchas más. Por lo que a energía, conservación de recursos y protección del clima se refiere, los plásticos aportan numerosos beneficios, ya que la reducción de las emisiones, el consumo energético o el peso son factores determinantes. 


Trabajar en una empresa familiar internacional

En sus casi 90 centros de trabajo repartidos por todo el mundo, cada empleado vive la experiencia de trabajar en Röchling de una manera diferente. Para conocer algunas opiniones personales sobre cómo es trabajar en Röchling, formulamos la siguiente pregunta en la conferencia anual de la empresa: ¿Qué significa realmente trabajar en Röchling?

Las respuestas dejan claro que en todos los centros de trabajo de Röchling se percibe el espíritu de unión de la empresa gracias a una pasión compartida por el material, la cooperación en equipos internacionales y la larga trayectoria de Röchling. Quienes empiezan a trabajar en Röchling quieren quedarse.

Imagínese simplemente cómo sería trabajar con nosotros. En una empresa internacional. Fundada hace 200 años y especializada en plástico desde hace 100: así es Röchling, una empresa familiar con la mirada puesta en el futuro.

 

Röchling es sinónimo de estabilidad:

Röchling es una empresa familiar. Röchling se ha caracterizado durante décadas por su fiabilidad, sencillez y crecimiento sostenible. Todo ello conforma la base que permite a los empleados dedicarse a desarrollar productos nuevos con originalidad, habilidad y decisión.

Röchling es sinónimo de innovación:

Los productos de Röchling no están fabricados simplemente en plástico, ya que el plástico no es un material simple. En función de cada aplicación, el plástico tiene unas propiedades muy complejas y permite realizar un gran número de innovaciones. Röchling produce, desarrolla y procesa cada día piezas y aplicaciones innovadoras de plástico para ofrecer soluciones funcionales.

Röchling es sinónimo de pasión:

Röchling concede una gran importancia a la pasión por los plásticos, las soluciones innovadoras y la satisfacción de trabajar en un equipo internacional. Por eso fomentamos la formación continua de nuestros empleados, la satisfacción en el trabajo y el intercambio mutuo de experiencias con un amplio abanico de seminarios y redes internacionales, por ejemplo, el Röchling Sports Club.

Loading...